Materia prima de alta calidad para la industria del diagnóstico in vitro

Bio-marcadores para la industria del diagnótico in vitro

Rekom Biotech tiene un amplio portfolio de bio-marcadores para la industria del diagnótico in vitro orientados a la identificación de enfermedades infecciosas y alergias.

En Rekom Biotech nos hemos especializado en el diseño y la producción de bio-marcadores de última generación: quimeras o bio-marcadores multi-epítopos que presentan mejoradas sus propiedades antigénicas como son la sensibilidad y la especificidad.

Nuestra última línea de productos son bio-marcadores conjugados “ready-to-use”, que pueden ser utilizados con múltiples objetivos: orientación en placa, unión a nanopartículas y a oro, como detectores en formatos de captura, etc. Además, en formatos como ELISA-captura o ELISA-DAS pueden ser utilizados directamente para revelar el test IVD.

Centrados en reducir la complejidad de la logística y los costes de envío, liofilizamos todos nuestros productos. Esto, por una parte, abarata significativamente el coste del trasnporte, que ya no requiere de hielo seco, y, por otra parte, nos facilita la entrada de nuestro producto a un mayor número de países, sin la necesidad de intermediarios.

Nuestros bio-marcadores son para investigación y uso comercial in vitro: no para uso humano in vivo o terapéutico.

Características Características Versatilidad (CLIA, Western Blot, ELISA Indirecto, Control Positivo en ELISA para detección de Ab,
ELISA sándwich de doble antígeno, Dot Blot, ELISA Captura, Lateral-Flow) Validación (ELISA, gráficas) Conjugación (bio-marcadores mono-biotinilados) Reproducibilidad (gel filtración, SDS-PAGE) Amplia gama (bacterias, virus, parásitos, hongos) Especificidad y sensibilidad Asistencia técnica Reducción de costes y entrega rápida Características

ALMACENAMIENTO

El bio-marcador se puede envíar con hielo seco o liofilizado. A su llegada (si es líquido), o tras reconstituir (si es liofilizado), se debe alicuotear para evitar ciclos repetidos de congelación y descongelación y se debe almacenar de -20oC a -80oC. Las proteínas se deben mantener congeladas a altas concentraciones.

DESCONGELACIÓN

Con el fin de descongelar la proteína, mantener la alícuota a 25oC sin agitación para evitar la agregación.

MANIPULACIÓN

Antes de hacer diluciones de prueba y después de que el bio-marcador se haya descongelado, para eliminar posibles agregados de proteínas, se recomienda centrifugar la solución original, evitando alteraciones en la inmovilización de la biomolécula a la superficie sólida.

Durante el transporte, se pueden acumular pequeños volúmenes de producto en el tapón del vial. Para los productos con volúmenes de 200 µl o menos, les recomendamos dar suaves golpes al vial sobre una superficie o centrifugar brevemente el vial en una centrífuga de mesa para desalojar cualquier líquido del el tapón. Aunque los bio-marcadores se expresan en E. coli o P. pastoris no-patógenas y la integridad bacteriana es destruida durante la purificación, la preparación de la proteína debe manipularse como potencialmente infecciosa.