Diseño e innovación en nuestros productos

Biomarcadores de Rekom Biotech para enfermedades infecciosas (ICD-10, A00-B99)

Esta enfermedad (TB o TBC), también conocida antiguamente como tisis, es una infección bacteriana contagiosa que tiene lugar en los pulmones fundamentalmente, aunque puede propagarse a otros órganos. Está causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch, la cual pertenece al complejo M. tuberculosis. Es la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo.

Antígenos recombinantes: CFP10, CFP10:ESAT6.

Borreliosis o enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una enfermedad infecciosa multisistémica y la más frecuentemente declarada como enfermedad de transmisión por parásitos o insectos succionadores de sangre en los Estados Unidos. También es endémica en Europa y partes de Asia. Está causada por diversas especies de la bacteria Borrelia burgdorferi (Borrelia burgdorferi sensu lato, Borrelia burgdorferi sensu stricto, Borrelia afzelii y Borrelia garinii). Los principales reservorios para esta espiroqueta son el ratón de pata blanca y el ciervo de cola blanca. La enfermedad se transmite a partir de la picadura de garrapatas que previamente se han alimentado con la sangre de un reservorio infectado.

Antígenos recombinantes: ChimLyme, ospC, p41, VlsE.

Leptospirosis

La leptospirosis está considerada la enfermedad zoonótica de mayor diseminación y está causada por la espiroqueta patógena del género Leptospira. Se caracteriza por producir una vasculitis generalizada que se manifiesta como un edema endotelial, necrosis e infiltración linfocítica. Presenta su reservorio en animales salvajes, domésticos y peridomésticos.

Antígenos recombinantes: LipL32.

Fiebre tifoidea

Esta infección, conocida también como tifoide , es una enfermedad bacteriana común en todo el mundo, transmitida por la ingesta de comida o agua contaminada con heces de una persona infectada por Salmonella typhi. Esta infección es una de las principales causas de mortalidad y morbilidad en el mundo, causando hasta 21 millónes de enfermos y 200.000 muertes anuales.

Antígenos recombinantes: flagelina, OMP.

Sífilis

La sífilis es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual causada por la espiroqueta Treponema pallidum. Esta enfermedad puede presentarse en cuatro estadíos diferentes: primario, secundario, latente y terciario. Puede ser transmitida de una madre al feto durante el embarazo o en el momento del nacimiento, dando lugar a una sífilis congénita. Se le ha denominado “el gran imitador de las enfermedades de la piel” debido a su amplia variedad de presentaciones. En sus estadíos tempranos puede cursar sin producir ningún síntoma, pero si no se trata, puede afectar a todo el organismo.

Antígenos recombinantes: TmpA, Tpp15, Tpp17, Tpp47.

Dengue

Enfermedad producida por el virus del dengue y transmitida por el mosquito Aedes aegypti y Aedes albopictus. Está causado por cuatro serotipos: DENV-1, DENV-2, DENV-3 o DENV-4. Es una misma enfermedad con distintas manifestaciones, transmitida fundamentalmente en áreas tropicales y subtropicales. Existe una variedad potencialmente mortal de la fiebre del dengue que cursa con pérdida de líquido o sangrados y daño muy grave en los órganos que puede desencadenar la muerte. Esta enfermedad es la fiebre hemorrágica del dengue y el síndrome del shock de dengue (DHF/DSS). Es especialmente importante el diagnóstico apropiado de infecciones agudas primarias y secundarias.

Antígenos recombinantes: EDENV1, EDENV2, EDENV3, EDENV4.

Infección por el virus del West Nile

El virus de West Nile (WNV) o virus del Nilo Occidental es un virus que provoca la fiebre del Nilo Occidental, una flavivirosis de origen africano subsahariano que produce encefalitis en equinos y humanos. El WNV crece y se propaga de un ave a otra a través de mosquitos infectados. Si los mosquitos infectados con el virus pican a los caballos o a los humanos, el animal o la persona pueden enfermarse. El WNV puede transmitirse a los humanos mediante transfusiones sanguíneas y trasplantes de órganos provenientes de donantes infectados. Asimismo, es posible que las mujeres embarazadas o lactando, que se encuentren infectadas, puedan transmitir el virus a sus bebés.

Antígenos recombinantes: E.

Herpes genital producido por HSV-2

El virus Herpes Simplex (HSV) es un patógeno muy extendido en humanos. Hay dos tipos de HSV que se pueden distinguir desde el punto de vista serológico: HSV-1 y HSV-2. HSV-1 suele asociarse a infecciones bucales y HSV-2 se asocia a infecciones genitales. HSV-2 es el agente causal de las infecciones genitales más recurrentes y se transmite por vía sexual. A menudo, las infecciones son asintomáticas por lo que la mayoría de los individuos infectados no son conscientes de la infección. Las infecciones por HSV-2 van asociadas con un incremento en el riesgo de padecer infección por HIV y un incremento en el riesgo de aborto espontaneo en mujeres embarazadas, nacimientos prematuros y herpes perinatal. Existe un cierto porcentaje de infecciones genitales que puede atribuirse al HSV-1, y distinguir el tipo de virus causante de esta infección es importante, ya que las infecciones genitales por HSV-1 no son clínicamente tan graves y muestran menor propensión a ser recurrentes que las producidas por HSV-2.

Antígenos recombinantes: gG2.

Herpes oral producido por HSV-1

El herpes oral es una infección de los labios, la boca o las encías debido al virus del herpes simple. Esta infección provoca ampollas pequeñas y dolorosas comúnmente llamadas calenturas (aftas, boqueras o fuegos) o herpes febril. El herpes oral también se conoce como herpes labial. El herpes oral es una infección común de la zona de la boca. La infección es causada por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1).

Antígenos recombinantes: gG1.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es una enfermedad que afecta a los humanos infectados por el virus VIH. Éste es un lentivirus de la familia retroviridae, esférico y dotado de una envoltura y una cápside proteica.Una persona padece SIDA cuando su sistema inmunológico no es capaz de hacer frente a las infecciones y otros procesos patológicos que normalmente no afectan a personas sanas.

Antígenos recombinantes: p24.

Infección por Citomegalovirus

El Cytomegalovirus o herpesvirus humano tipo 5 (HCMV), pertenece a la familia betaherpesviridae. Como todos los herpesvirus, comparte la habilidad de mantenerse latente en el cuerpo humano durante largos periodos de tiempo. Es el virus mas frecuentemente transmitido al feto y es responsable del mayor número de las malformaciones de los recién nacidos en los países industrializados. Son especialmente sensibles las personas sometidas a transplantes o personas inmunodeprimidas por otra infección, como VIH.

Antígenos recombinantes: pp150, pp52, pp65, pp72.

Infección por el virus de Epstein-Barr

El virus del Epstein-Barr (EBV) o herpesvirus humano tipo 4 (HHV-4) es un miembro de la familia herpesviridae y uno de los virus humanos más frecuentes. El virus actúa en todo el mundo y la mayoría de las personas termina estando infectada con este virus en algún momento de su vida. Los recién nacidos se hacen susceptibles al virus tan pronto como la protección de anticuerpos de la madre desaparece. Cuando esta infección sucede durante la adolescencia, en un 35-50% de los casos da lugar a una mononucleosis infecciosa. En humanos, EBV en ocasiones está asociado al cancer, aunque este es un fenómeno raro que ocurre solo en contadas ocasiones, en particular está asociado al linfoma de Burkitt, carcinoma nasofaringeo, enfermedad de Hodgkin y linfoma inmunoblástico.

Antígenos recombinantes: EBNA1, p138, p18, p23, p54, ZEBRA.

Infección por enterovirus o por coxsackievirus

Los enterovirus afectan a millones de personas en todo el mundo cada año y se encuentran a menudo en las secreciones respiratorias (saliva, esputo, moco nasal…) y en las heces de las personas infectadas. Hay 62 enterovirus (no polio) que pueden causar infecciones en humanos: 23 coxsackievirus A, 6 coxsackievirus B, 28 echovirus y 5 de otros enterovirus.
Los coxsackievirus son parte de la familia de los enterovirus y viven en el tracto digestivo. Se transmiten de una persona a otra usualmente por manos mal lavadas y superficies contaminadas por heces, donde pueden vivir durante varios días. En la mayoría de los casos causan síntomas característicos de una gripe suave y se eliminan sin tratamiento. En otras ocasiones pueden producir infecciones más serias.

Antígenos recombinantes: VP1.

Candidiasis

La candidiasis es una infección micótica común producida por sobrecrecimiento del hongo llamado Candida, siendo las infecciones causadas por C. albicans las más comunes. La candidiasis abarca infecciones que van desde las superficiales, tales como la candidiasis oral y vaginitis, hasta las sistémicas y potencialmente mortales. Las infecciones de esta última categoría también son conocidas como candidemias, usualmente limitadas a personas inmunocomprometidas, tales como pacientes con cáncer, trasplante, o SIDA.

Antígenos recombinantes: Enolasa.

Enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas es una parasitosis tropical causada por el protozoo flajelado Trypanosoma cruzi. T. cruzi es comunmente transmitido a los seres humanos y otros mamíferos a través de la picadura de un insecto vector. La enfermedad se puede transmitir también a través de una transfusion sanguínea y transplantes de órganos, ingestion de comida contaminada con parásitos y desde la madre al feto. Tras 4-8 semanas, los enfermos con infección activa, entran en fase crónica, la cual es asintomática para el 60-80% de los individuos durante el resto de su vida. Enfermedad reconocida por la OMS como una de las 13 enfermedades tropicales más desatendidas del mundo.

Antígenos recombinantes: 1F8, B13, ChimChagas1, ChimChagas2, FRA.

Leishmaniosis

La Leishmaniosis es una enfermedad protozoaria producida por especies del género Leishmania, protozoo flagelado de la familia Tripanosomatidae. Esta enfermedad, por su naturaleza zoonótica puede afectar tanto a humanos como a perros, siendo algunos animales salvajes portadores asintomáticos del parásito y por lo tanto reservorios del mismo. Este parásito se transmite a través de la picadura de las hembras de los géneros Phlebotomus y Lutzomya. La Leishmaniosis puede presentar diferentes manifestaciones clínicas: lesiones cutaneas autocurativas (CL), lesiones en mucosas (MCL) e infecciones viscerales mortales (VL).

Antígenos recombinantes: K39, KMP11.

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad endémica en todo el mundo, producida por el parásito protozoo Toxoplasma gondii, el cual infecta a un amplio espectro de hospedadores vertebrados, incluyendo el ser humano. La infección por Toxoplasma gondii puede causar encefalitis toxoplásmica en pacientes inmunocomprometidos, ceguera, aborto, malformaciones fetales e incluso muerte prenatal en casos congénitos.

Antígenos recombinantes: p30 (SAG1), p35 (GRA8).