Leishmaniasis

La Leishmaniasis (o Leishmaniosis) es una enfermedad causada por el protozoo parásito del género Leishmania, existiendo más de 20 especies patógenas conocidas. Esta enfermedad, de naturaleza zoonótica, puede afectar tanto a humanos, como a perros y gatos, siendo algunos animales salvajes portadores asintomáticos del parásito y, por lo tanto, reservorios del mismo. La transmisión de la enfermedad se realiza mediante la picadura de mosquitos flebótomos hembra infectados. La Leishmaniasis puede presentar diferentes manifestaciones clínicas: lesiones cutaneas, lesiones en mucosas e infecciones viscerales. Los síntomas más comunes de las infecciones cutáneas son llagas, dificultad para respirar y tragar, y congestión, goteo o hemorragia nasal. Es la forma más frecuente, dejando cicatrices de por vida y pudiendo causar incluso discapacidades graves. Las infecciones en las mucosas comienzan como una reacción a la picadura que luego se dispersa a las membranas mucosas, pudiendo llegar a destruirlas parcial o totalmente, y llevando incluso a la muerte. La infección visceral afecta a todo el cuerpo, y puede llevar a complicaciones mortales. Los síntomas son tos, fiebre, diarrea vómitos, pies escamosa, adelgazamiento del cabello y pérdida de peso. El tratamiento más común son aquellos compuestos que contienen amonio, y como prevención se recomienda evitar las picaduras de los mosquitos. El diagnóstico de la Leishmaniasis se realiza mediante biopsia y cultivo de bazo, médula ósea, hígado, ganglios linfáticos, o piel, prueba de aglutinación directa, PCR, detección de anticuerpos, conteo sanguíneo completo, y detección de albúmina, inmunoglobulina o proteína en suero.

Se estima que cada año hay entre 700.000 y 1 millón de nuevos casos de Leishmaniasis. El 95% de los casos de Leishmaniasis cutánea se producen en América, la cuenca del Mediterráneo, Oriente Medio y Asia Central. El 90% de los casos de Leishmaniasis mucocutánea se dan en Bolivia, Brasil, Etiopía y Perú. La Leishmaniasis visceral es una de las principales enfermedades parasitarias con capacidad de generar brotes y muertes, y se encuentra en áreas tropicales y subtropicales. Si no se trata, es mortal en más del 95% de los casos, y es causada exclusivamente por el complejo L. donovani. Este complejo está compuesto por 3 especies: L. donovani, L. infantum y L. chagasi. La especie L. infantum (nombrada así en el mundo antiguo) es la misma que L. chagasi (nombrada así en el nuevo mundo), y la especie L. donovani es muy similar. En concreto, la proteína K39 tiene una identidad del 100% con L. infantum/L.Chagasi y del 93% con L. donovani.

Aunque se ha demostrado que los perros pueden ser infectados por al menos doce especies diferentes de Leishmania, el agente etiológico más importante de la leishmaniasis canina es la Leishmania infantum. El perro es la especie más predispuesta a sufrir la infección por L. infantum, y es la especie en la que los signos clínicos son más graves. La Leishmaniasis canina está presente en aproximadamente cincuenta países del mundo, con una prevalencia especialmente elevada en la región mediterránea y en regiones de Sudamérica. La Leishmaniasis es menos conocida en gatos. No obstante, estudios epidemiológicos han confirmado que las infecciones felinas no son raras, y que la incidencia de esta enfermedad puede estar subestimada en áreas endémicas.

Enfermedad infecciosa en humanos y animales (principalmente a perros y gatos)

En Rekom Biotech, diseñamos y producimos reactivos IVD para el diagnóstico de Leishmaniasis. ¡No dudes en contactar con nosotros!

o

VOLVER AL LISTADO DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Proteínas recombinantes

ENFERMEDAD/MICROORGANISMO NOMBRE REFERENCIAS DESCRIPCIÓN DETALLES

Leishmaniasis / Leishmania infantum

K39
RAG0061 Producto top (Garantía de satisfacción)
RAG0061BIOT (biotinilado)
Antígeno correspondiente la kinesina del parásito
KMP11
RAG0038
Antígeno de membrana del kinetoplasto de 11 kDa