Hepatitis B

La hepatitis B es una infección grave que afecta al hígado, y es causada por el virus de la hepatitis B (VHB). La transmisión ocurre por contacto con sangre, semen u otros fluídos de la persona infectada, pudiéndose pasar de madre a hijo en el parto. Los síntomas pueden ser de leves a graves, apareciendo de uno a cuatro meses depués de la infección. Los más comunes son el dolor abdominal, orina oscura, fiebre, dolor articular, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, debilidad e ictericia. No obstante, puede derivar en una infección crónica, aumentando el riesgo de contraer insuficiencia hepática, cáncer de hígado, cirrosis o cicatrices en el hígado. El tratamiento consiste en inyecciones de inmunoglobulina y vacunación justo depués de la exposición con el virus. En la fase aguda de la enfermedad no hay tratamiento, salvo descanso y buena alimentación, requiriendo a veces hospitalización para prevenir complicaciones. La fase crónica se trata con antivirales, inyecciones de interferón o incluso transplante de hígado. Como prevención se recomienda la vacunación, practicar sexo seguro y evitar el contacto directo con la sangre de otras personas. El diagnóstico de la hepatitis B se realiza mediante análisis de sangre para detectar el virus o anticuerpos frente al mismo, ecografías hepáticas y biopsia del hígado. En la fase temprana, al ser asintomática, no se suele detectar la enfermedad. Es en las fases más avanzadas cuando se diagnostica, teniendo un peor pronóstico, tanto en la supervivencia como en la calidad de vida. Por tanto, es muy importante un diagnóstico precoz para poner freno a la enfermedad.

La hepatits B y C, las más comunes, causan 3 millones de infecciones y 1,1 millones de muertes al año. Se estima que sólo el 10% de las personan infectadas con hepatitis B están diagnosticadas y, de ellas, el 22% está en tratamiento. La zona del Pacífico Occidental (6,2%) y África (6%) tienen tasas de prevalencia más elevadas, seguidas del Mediterráneo Oriental (3,3%), Asia Sudoriental (2%), Europa (1,6%) y América (0,7%).

Enfermedad infecciosa en humanos.

En Rekom Biotech, diseñamos y producimos reactivos IVD para el diagnóstico de Hepatitis B. ¡No dudes en contactar con nosotros!

o

VOLVER AL LISTADO DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Proteínas recombinantes

ENFERMEDAD/MICROORGANISMO NOMBRE REFERENCIAS DESCRIPCIÓN DETALLES

Hepatitis B

HBcAg
RAG0056 Nuevo
Antígeno del core del virus de la hepatitis B ensamblado como partículas similares a la cápside
HBeAg
RAG0062 Nuevo
Antígeno e del VHB que comprende la secuencia pre-núcleo de 10 aa más el dominio central de ensamblaje de 149 residuos

Pipeline

Proteínas recombinantes

Diseño

Diseño de la proteínas desde cero, intentando siempre el mejorar su capacidad antigénica.

Verificación

Búsqueda de la mejor construcción de ADN de acuerdo a la fase de diseño.

Sistema de expresión

Selección del mejor sistema de expresión para la proteína.

Puesta a punto de procesos USP/DSP

Ajustes del proceso para alcanzar una semilla óptima, y del proceso para aislar nuestra proteína de la semilla obtenida.

Validación

Validación y control de calidad completo.

HBsAg para Hepatitis B (humana)
Verificación

Anticuerpos

Generación

Generación del anticuerpo con nuestro propio inmunógeno en un modelo animal.

Purificación

Purificación del suero obtenido mediante cromatografía de afinidad.

Validación

Validación y control de calidad completo.

Anti-HBcAg para Hepatitis B (humana)
Generación